Bienvenido a mi mundo

Bienvenido a mi mundo
gracias por la imagen a Germán Banchio

sábado, 5 de enero de 2019

Hannah Gadsby: Nanette (Jon Olb y Madeleine Perry, 2018) 🌟🌟🌟🌟🌟

Una muy buena idea de Netflix. Programar presentaciones en vivo de grandes comediantes. En este caso se trata de Hannah Gadsby, comediante australiana, con mayor precisión, de Tasmania, en su presentación en Melbourne.
Dispuesto a ver los parlamentos del personaje, Nanette, ya que la misma Hannah declara al comienzo que se inspiró en una mujer de la biblioteca. Pero Nanette pronto desaparecerá para dar lugar a la misma Hannah y sus relatos de experiencias vitales de una mujer lesbiana.
Lo que se presenta como una serie de gags, va madurando y tomando forma de la disertación más portentosa que haya visto en mucho tiempo.
Sus experiencias de cuando le contó a su madre que era homosexual y como no se lo pudo contar a su abuela, son para reir con ganas y luego para meditar con produnda humanidad.
Como licenciada en historia del arte, hace muchas referencias al mundo artístico y en especial al mundo de Vincent Van Gogh y al de Pablo Picasso.
No hay escenografía, es solamente ella sobre el escenario desnudo y su monólogo tremendo donde deja muy mal parado al "hombre blanco heterosexual", como denomina de manera despectiva al mal bicho que maneja nuestra sociedad.
Dejo al espectador que lo escuche por sí mismo y que respire esa bocanada de aire fresco que nos ofrece la libertad de Hannah Gadsby.
Trailer en inglés
Reseña en mexicano
Diez puntos sobre diez para este show donde tanto se menciona al "hombre blanco heterosexual" como a Pablo Picasso.

jueves, 3 de enero de 2019

Sueño en otro idioma (Ernesto Contreras, 2017) 🌟🌟🌟🌟

México es el país en donde muchas lenguas precolombinas se han perdido o se están perdiendo. Esa sensación de que la cultura misma se está desvaneciendo junto con la lengua tiene un infinito grado de melancolía y una sensación de pérdida de un modo particular de ver el mundo.
En este caso, la lengua que se está perdiendo es el zikril. Martín (Fernando Alvarez Reveil) es un joven lingüista que llega al pueblo para recolectar cuanto pueda sobre el zikril. Solo quedan tres personas en la zona que lo hablan. Jacinta, Isauro (José Manuel Poncelis) y Evaristo (Eligio Meléndez). El problema es que Isauro y Evaristo no se hablan entre ellos. Su enemistad tiene una larga data, entonces, el proyecto de Martín que es juntar a estas tres personas para que hablen entre sí, queda trunco al morir Jacinta de un ataque al corazón. Por otra parte Isauro solo habla en zikril y no entiende el castellano.
Martín intenta averiguar los motivos por los cuales Isauro y Evaristo no se hablan, relacionándose con Lluvia (Fátima Molina) para que lo convenza a su abuelo Evaristo de acercarse a Isauro.
Lluvia le cuenta que los dos eran inseparables desde niños hasta que la aparición de María (Nicolasa Ortiz Monasterio), la abuela de Lluvia, los separó.
Los raccontos de la película nos van a mostrar a Isauro (Hoze Meléndez) y Evaristo (Juan Pablo de Santiago) jóvenes.
La historia se va a mover con toda comodidad entre la juventud y la vejez de ambos. La relación de Martín con Lluvia quien le aconseja regalarle un televisor a su abuelo para conseguir su buena voluntad es el punto de partida para comenzar el trabajo.
Martín está convencido que al juntarlos van a volver a disfrutar de su mutua compañía.
Pero lo que Martín no conoce son las verdaderas razones de su pelea.
El zikril, la razón de ser de la película, es la lengua que hablan los animales ya que la mujer pájaro, es de quien desciende la raza humana. La selva, filmada en todo su esplendor, es un paraíso donde todavía los animales viven en libertad.
Hay una caverna en medio de la selva, donde los vivos pueden comunicarse con sus muertos, si los llaman correctamente y si los muertos quieren comunicarse.
Si bien la historia tiene aspectos del realismo mágico de la literatura latinoamericana, la historia hace referencia a estas historias con absoluta naturalidad y sin impregnarlas de fantasía.
Tanto la dirección de los actores como la dirección de fotografía, son magníficas y la historia cobra humanidad ante los ojos poco comprometidos del espectador simplemente por el calor con que los conflictos son descriptos.
Trailer
Nueve puntos sobre diez para esta excelente película mexicana que ganó el festival de Sundance 2017 entre otros premios internacionales.

domingo, 23 de diciembre de 2018

Amor de perdición (Manoel de Oliveira, 1979) 🌟🌟🌟🌟🌟

Manoel de Oliveira ha sido el más prolífico e innovador director del cine europeo en toda la historia del cine. Comenzó su carrera en la época del cine mudo en los años 30 y continuó filmando hasta casi el día de su muerte en el 2015. Su obra fue reconocida en los festivales de Cannes, Berlín y Venecia con más de 50 premios internacionales. Es el maestro del surrealismo en el cine, pero más por sus trucos y estilos de narración que por la veracidad de las historias filmadas.
En esta película, condensa una miniserie de seis episodios de 45 minutos cada uno. Bueno, condensar es una manera de decir, porque la película dura 4 horas y media.
¿Es esto demasiado para la duración de una película?, todo depende del espectador. Cuando el que está viendo se deja hipnotizar por las imágenes, no hay duración promedio que sea recomendable.
La historia es una de las novelas fundamentales de la literatura ibérica. Camilo Castelo Branco, el autor, es el más leído de los autores portugueses y uno de los favoritos de Manoel de Oliveira,
En la novela el autor narra la trágica historia de un tío materno, Simon Botelho (Antonio Sequeira Lopez) cuyo amor por Teresa de Albuquerque (Cristina Hauser) fue truncado por la enemistad entre sus respectivos padres, una especie de Montescos y Capuletos, pero muchísimo más violentos que en la historia de Shakespeare.
Tadeu de Albuquerque (Henrique Viana) decide casar a su hija con su sobrino Baltazar Coutinho (Ricardo Pais) solo para separar a su hija de 18 años del novio indeseado por ser hijo de su enemigo.
Lo que al principio fue una decisión paterna, se volvió una obligación violenta, ya que de no acceder Teresa al matrimonio, sería internada en un convento.
Enterado Simon, viaja desde Coimbra, a donde está estudiando al pueblo de Teresa, pero lo aguardan asesinos sirvientes de Tadeu. Afortunadamente, sale en su defensa Joao da Cruz (Antonio Costa), quien le da refugio en su humilde herrería. La hija de Joao, Mariana (Elsa Wallencamp), será la más solícita enfermera del herido Simon y ya no lo abandonará más. Joao se torna en protector en agradecimiento al padre de Simon, juez del lugar, quien una vez lo salvó de la horca por un asesinato.
Son muchas las vicisitudes de los enamorados que se narran en la película, pero quiero hacer hincapié en el magnífico lenguaje visual utilizado por Oliveira.
La mayoría de las escenas son narradas por un relator en off y muchas veces son narradas antes que sucedan en la pantalla. Muchas veces los actores solo ponen el rostro, en el que se reflejan las emociones del personaje. La imagen es difusa y los colores son intensos  pero de colores mate.
Todo ello contribuye a crear una obra de por sí hipnótica, donde la historia que se cuenta es tan intensa que se ve a contra ritmo de las escenas lentas, con largos diálogos, la mayor parte en interiores con decorados teatrales.
En resumen. Es una obra inconmensurable y de primera calidad que debe ser vista por todo amante del cine artístico.
La muerte de Baltazar Coutinho
Diez puntos sobre diez mi calificación para esta obra maestra del cine.

sábado, 1 de diciembre de 2018

Jane (Brett Morgen,2017) 🌟🌟🌟

Gracias a la aparición de más de 100 horas de valioso material fílmico que se consideraba perdido, Brett Morgen ha podido realizar este documental sobre la vida y el trabajo de la Dra. Jane Goodall teniendo como base de referencia los escritos de ella misma.
Las filmaciones fueron realizadas durante los años 60 por el fotógrafo, colaborador y luego marido de la Dra. Goodall, Hugo van Lawick,
La película sigue los pasos de Jane Goodall desde que fuera elegida para hacer la investigación sobre las conductas de los chimpancés por el Dr. Louis Leakey. El doctor Leakey la seleccionó, sin tener en cuenta que no tuviera formación académica, por su gran afición a los animales y dedicación absoluta a su trabajo, porque quería tener un estudio que le permitiera evaluar las conductas de los primeros humanoides.
La falta de "influencia científica" hizo que los estudios y observaciones de Jane Goodall fueran mucho más abiertos y directos y con una falta total de preconceptos.
El lugar elegido fue el Parque Nacional de Gombe, en Tanzania.
La película narra su frustración inicial, ya que como ella misma dice, los chimpancés la veían y huían, así que la única observación registrada era la fuga de los chimpancés.
Luego de 5 meses de observación paciente, logró que un macho al que élla llamaba David Greybeard, porque tenía la barba blanca, no huyera de élla y paulatinamente el resto de la comunidad pareció aceptarla.
Es en ese momento cuando Jane descubre que David Greybeard utiliza herramientas, ramitas a las que quita las hojas y usa para extraer termitas de agujeros del nido. Este descubrimiento, fundamental para comprender la mente de estos animales, hizo que el Dr. Leakey consiguiera el financiamiento de la National Geographic, quien también envió al fotógrafo Hugo van Lawick para registrar las observaciones de la Dra. Goodall.
Este documento es esencial para que el ser humano aprenda a acercarse al reino de la vida de nuestro planeta del que los avances tecnológicos lo separan constantemente.
Como un bonus track, está la maravillosa música de Philip Glass acompañando las secuencias de la película.
Trailer en inglés
Un cronista le preguntó "cuánto tiempo más estará asociada con los chimpancés". Jane Goodall contestó, "hasta que muera". De hecho es mensajera de la paz de las Naciones Unidas por Inglaterra.
Entrevista a Jane Goodall
Ocho puntos sobre diez es mi calificación para este excelente documental.

viernes, 16 de noviembre de 2018

Noviembre (Rainer Sarnet, 2017) 🌟🌟🌟🌟🌟

"Noviembre" está basada en la novela "Rehepapp" del escritor estonio Andrus Kivirähk en una adaptación al guión hecha por el director, Rainer Sarnet.
Describe en una atmósfera entre surrealista y mágica, la vida invernal en un miserable pueblo de Estonia durante la edad media. Como dicen los personajes, "apenas si comemos raíces y polvo de las rocas".
La obsesión de los pobres habitantes es robar. Robar todo lo que puedan que les asegure algo de comida para el día siguiente.
Con éllos conviven unas criaturas pavorosas llamadas "kraat", que son el fruto resultante de darles alma a creaciones hechas de raíces, ramas secas y objetos metálicos tales como hachas, guadañas y todo tipo de herramienta cortante.
La receta para darles alma es ir a la encrucijada de dos caminos en las afueras del pueblo con tres pasas de Corinto y silbar hasta que acuda el diablo. Hacen entonces un pacto con el demonio. Sus almas a cambio del alma para su "kraat".
La escena con la que comienza la película puede llevarnos a la confusión porque muestra a un kraat robando un ternero para su patrón.
Todos los habitantes de la película tienen su historia en la película. Desde La Peste, hasta los lobos salvajes, pero destaca la historia de Liina (Rea Lest), una muchacha joven que está enamorada de Hans (Jörgen Liik). Pero este lamentablemente solo tiene lugar en su corazón para la baronesa, la hija del señor alemán del lugar (Dieter Laser).
Filmada en blanco y negro, la fotografía (excelente trabajo de Mart Taniel) acentúa los aspectos oníricos de la película. 
Este film es uno de esos raros especímenes donde se trasciende el medio de simple entretenimiento en una profunda obra de arte.
La película posee belleza en múltiples capas, desde la impresionante fotografía, la magnitud de los rostros filmados (la escena de la comunión es inolvidable), hasta la música que impregna con aires de Beethoven las escenas más bizarras de las que tenga memoria en el cine.
En fin, el espectador no se va a arrepentir de haberla visto si sucumbe, como yo lo hice, a la magia hipnótica de su fantasía.
Trailer subtitulado en inglés
Mi calificación es de diez puntos sobre diez. Creo que es imposible pedirle algo más a estas casi dos horas de magia.

domingo, 28 de octubre de 2018

Caminando (Aruitemo, aruitemo) (Hirokazu Koreeda, 2008) 🌟🌟🌟🌟🌟

La historia, escrita como así también el guión, por el director Hirokazu Koreeda, cuenta la reunión en la casa paterna de una familia en conmemoración del hermano mayor.
El padre Kyohei Yokoyama (Yoshio Harada) ya retirado, mantiene en su presencia el caracter de su profesión de médico, aunque la clínica donde ejerció se haya cerrado y el ya no profese. Aún lamenta que ninguno de sus dos hijos haya estudiado su profesión. Su mujer, Toshiko Yokoyama (Kirin Kiki) ha sido y es el alma mater de la casa y cuida muy bien de su marido, aunque las peleas seam frecuentes entre ellos.
La hija menor, Chinami Kataoka (You), hace ejercicio de un humor muy saludable y de una ironía mordaz, mientras intenta sonsacarle a su madre las recetas de comidas que guarda para sí misma. Su marido, Nobuo Kataoka (Kazuya Takahashi), también siempre de buen humor, es un inútil bueno para nada pero que afronta a la familia de su mujer con una sonrisa. Sus hijos, Mutsu y Sazuki Kataoka, son traviesos y libres como todo niño debiera ser.
El segundo hermano mayor, Ryota Yokoyama (Hiroshi Abe) es un poco el eje de la historia. El conflicto con su padre se arrastra de larga data. Ryota, contra la voluntad del padre, ha hecho de la restauración de obras de arte su profesión. Pero son frecuentes las comparaciones con lo que su hermano muerto hubiera hecho. Ryota se casó con una viuda, Yukari Yokoyama (Yui Natsukawa) que tiene un hijo de su primer marido, Atsushi Yokoyama (Shohei Tanaka), quien es y no es aceptado por sus abuelos adoptivos.
Durante casi dos horas, el director hace que la cámara gire alrededor de sus personajes, mostrándonos sus conflictos y desdichas, sus frustraciones y melancolías.
Sin lugar a dudas, es una película melancólica. El altar casero donde mora el alma de Junpei, el hijo mayor muerto, es visitado por una variedad de vecinos y amigos que concurren a la casa en conmemoración del fallecido.
En una escena memorable, Ryota con su mujer e hijo y su madre, van a visitar la tumba de su hermano. La madre vierte agua sobre la losa conmemorativa diciendo que hace falta agua para calmar la gran sed. En el camino de retorno, se cruzan con una mariposa amarilla y la madre cuenta que las mariposas amarillas son las blancas del año anterior que han podido regresar.
Con estas y muchas otras escenas intimistas, Koreeda construye una sólida historia donde las emociones brillan como estrellas en el cielo. Los espectadores no podrán sustraerse a estas ondas de dulzura agridulce con la que los personajes nos dejarán algo perplejos y pensativos.
Trailer con subtítulos en inglés
"Caminando" es sin lugar a dudas una película trascendental y una historia absorvente para todos más allá de que muestre el corazón de una familia japonesa. Diez puntos sobre diez es mi calificación.

sábado, 20 de octubre de 2018

Happy End (Michael Haneke, 2017) 🌟🌟🌟🌟🌟

"Happy End", irónico y mordaz título, es una fotografía de los restos de una familia burguesa europea, los Laurent.
Comienza con Eve (Fantine Harduin) filmando con su celular a su madre en el baño y luego mostrando como un experimento qué sucede con su hamster si le da a comer las pastillas antidepresivas de su madre.
El guión de Haneke no lo muestra, pero luego el experimento de Eve continúa con su madre y con medicación anti-malaria.
Al estar internada su madre, Eve va a vivir con su padre, Thomas Laurent (Mathieu Kassovitz) quien vive en la vieja casona de la familia en Calais. En la casona también habitan el padre de Thomas, Georges Laurent (Jean-Louis Trintignant), quien tiene como único objetivo su suicidio y la hermana de Thomas, Anne Laurent (Isabelle Huppert).
Anne es la directora a cargo de la empresa familiar de construcciones, de la que también está tratando de deshacerse, luego de un desastre edilicio con derrumbe bajo investigación de la empresa de seguros. Quien estaba a cargo de la construcción era Pierre Laurent (Franz Rogowski), hijo de Anne, quien lucha a favor de los refugiados de Calais.
Thomas vive con su segunda mujer, Anais (Laura Verlinden) y su bebé de menos de un año y ya está teniendo una aventura, de la que al enterarse Eve le pide que si se va la lleve con él y no la encierre en un pensionado.
Todos dependen en la casa del que hace el papel de mayordomo, Rachid (Hassam Gancy) y de su mujer Jamila (Nabiha Akkari).
Con todos estos caracteres, Haneke construye una película suavemente cruel, donde la burguesía es retratada en toda su inútil y enfermiza decadencia.
La película es rápida, muy al estilo al que Haneke nos ha acostumbrado a lo largo de los años de su carrera como cineasta. Tiene dos o tres aciertos en cuanto a escamotear las escenas y brindar luego al espectador la continuación de la historia con contenidos que han cambiado abruptamente.
Trailer subtitulado en castellano
 Si bien es una película amena de ver, el resultado para el espectador será el desasosiego al identificar a nuestra sociedad agonizante a punto de estallar. De suicidarse como sucediera con el imperio romano en su tiempo. Diez puntos es mi calificación.