Bienvenido a mi mundo

Bienvenido a mi mundo
gracias por la imagen a Germán Banchio

domingo, 15 de julio de 2018

Rastro (Pokot) (Agnieszka Holland & Kasia Adamik, 2017) 🌟🌟🌟🌟

En base a la novela de Olga Tokarczuk, élla misma y la directora Agnieszka Holland escriben un atractivo guión donde varios estilos cinematográficos se cruzan.
La Sra. Duszesjko (Agnieszka Mandat), ingeniera civil retirada, vive en una pequeña ciudad del sur de Polonia casi en la frontera con la república Checa. Es una zona montañosa y cubierta por bosques donde aún subsisten animales salvajes tales como ciervos, jabalíes, mapaches, lobos y zorros y esto llama a los cazadores, que no respetan el calendario de caza, sino que matan todo el año, invierno bajo la nieve o verano en las verdes praderas.
La Sra. Duszesjko sufre por las matanzas de los animales. Ella siente como un holocausto para los animales las actividades de los cazadores. Un día, sus dos perras border collie desaparecen y a pesar de buscarlas por todo el bosque con la ayuda de sus alumnos, ella es profesora de inglés, no puede encontrarlas.
Simultáneamente una oleada de crímenes misteriosos sacude al pueblo. Muere el jefe de policía, un criador de zorros que a su vez regentea el casino y prostíbulo del pueblo, donde se dice que tiene encerradas a chicas de Ukrania, Bielorrusia y otros países del este. Las investigaciones de la policía caen en saco roto, porque la única evidencia son huellas de animales salvajes que aparecen cerca de los cuerpos.
Con un excelente desarrollo, las directoras de esta película, que obviamente son ecologistas, crean una película misteriosa y excitante, con zonas oscuras y personajes de miedo, como el vecino de la Sra. Duszesjko, a quien ella llama Matoga (Viktor Szborowski) porque su nombre, Swietopelk, es impronunciable.
Es un entomólogo checo, Boros Snajder (Miroslav Krobot) quien descubre el cuerpo sin vida del criador de zorros, Wnetrszac (Boris Szyc), en medio del bosque y pide ayuda a la sra. Duszesjko quien pasaba en ese momento por el camino del bosque. Entre Boros y la Sra. Duszesjko se inicia una relación que comienza cuando Boros le confiesa que cuando talan un árbol o queman sus ramas están asesinando a miles de larvas de insectos. La Sra Duszesjko es además apasionada astróloga y cree a pie juntillas en las características de las personas según su fecha de nacimiento. Esto no es de extrañar en una ferviente sagitariana como lo es Agnieszka Holland.
Trailer en castellano
Nueve puntos sobre diez para una apasionante película.

viernes, 13 de julio de 2018

Patagonia (Marc Evans, 2010) 🌟🌟🌟

"Patagonia" es un film insólito. Hablado casi completamente en galés, narra dos historias que se desarrollan en paralelo en el film sin jamás mezclarse.
Pero todo tiene una gran base en común. La inmigración galesa que llegó a la Argentina y más concretamente a la Patagonia en lo que hoy es la provincia de Chubut, alrededor de 1865. En lo que encontraron como una meseta árida cavaron canales para llevar el agua desde el río Chubut a sus tierras y así volverlas fértiles.
Gwen (Nia Roberts) y su pareja Rhys (Matthew Gravelle) viajan a la Patagonia para concretar el trabajo que Rhys está llevando adelante, sobre documentar las capillas galesas que aún subsisten en el sur argentino. Su guía, Mateo (Matthew Rhys) comienza a tener afinidad con Gwen en los largos tiempos vacíos en los que Rhys fotografía con exposición las capillas aisladas en el territorio.
La segunda historia es acerca de Cerys (Marta Lubos) una hija de galesa y argentino, quien nunca aprendió a hablar galés por el respeto que su madre sentía hacia su padre. Cerys tiene un proyecto y es, bajo el pretexto de ir a Buenos Aires para una operación de la vista, viajar a Gales para regresar a la granja donde viviera su madre de niña. Se va a hacer acompañar por su nieto adolescente, Alejandro (Nahuel Perez Biscayart), quien ignora el real destino del viaje hasta que se ve embarcado en el avión.
Son dos epopeyas en paralelo. La de Rhys y Gwen, recorriendo el suelo patagónico en busca de las capillas galesas y la de Cerys y Alejandro, regresando a Gales para encontrar la granja donde viviera la madre de Cerys.
Es una película intensa y llena de pequeños detalles e ingredientes, como la adolescente galesa (Duffy) de la que se va a enamorar Alejandro. No creo que haya espectador que no la disfrute.
Muy bien realizada y fotografiada por Robbie Ryan, cuenta con la música de Joseph Loduca.
El excelente guión fue escrito entre Laurence Coriat y el director Marc Evans.
Trailer sin subtítulos
Ocho puntos sobre diez para esta tierna y emotiva película profundamente galesa.

Como los Beatles cambiaron el mundo (Tom O'Dell, 2017) 🌟🌟🌟🌟

Esta película es un film, excelentemente diseñado y ensamblado, con guión escrito por el mismo director, Tom O'Dell.
Lo considero como un documento excelente sobre la evolución de la sociedad occidental durante la década de los 60 del siglo pasado. Si bien todo el film se desarrolla en base a las acciones y obras que el grupo de los Beatles llevó adelante durante esta década, por otra parte década que duró su existencia como grupo, en el fondo del guión está muy bien plasmado cómo la sociedad cambió.
Considero que de no ser por los Beatles, algún otro suceso hubiera acompañado esta evolución prodigiosa que llevó, sobre todo en los países europeos, a que una sociedad paternalista dejara el protagonismo en manos de los jóvenes.
Si bien en EE.UU., la evolución fue parecida, su sociedad siempre estuvo mucho más anquilosada en manos de los poderes políticos y económicos como para permitir que la juventud respirara y de ahí se llegó a la gran represión que sufriera la cultura joven en este país.
No es casualidad que durante esta década murieran asesinados en EE.UU. John y Robert Kennedy, Malcolm X y Martin Luther King y, diez años más tarde el mismo John Lennon.
Es un documental que permite conocer los hechos más importantes de la década, de la mano de la misma evolución que los Beatles sufrieron a lo largo de esos intensos años.
Hay algunos reportajes imperdibles, como el que se le hiciera a Paul McCartney después que este contara a un periodista que había consumido LSD. Paul McCartney sostiene que es un hecho personal y que fue el periodista quien a través del medio donde trabajaba no respetó su privacidad y lo hizo público. Que él ante la pregunta concreta contestó con la verdad.
Recordemos que durante esos mismos años la justicia había encarcelado a Mike Jagger y Keith Richard por consumo de drogas.
También en el documental se nos hace conocer el cambio de los periodistas estadounidenses que en el primer viaje de los Beatles habían preguntado tonterías para obtener respuestas divertidas de parte del grupo y en el segundo tour se aferraron al comentario de John Lennon de que los Beatles eran más populares que Jesucristo. Comentario sacado de contexto y que en Inglaterra pasó como un comentario más dentro de la libertad de expresión y que pasó a ser utilizado como herramienta de extorsión y destrucción por parte de la sociedad estadounidense para afirmarse en su anquilosamiento.
De como los Beatles siempre sostuvieron su postura pacifista y enemiga de la guerra, hasta en los años en que los propios jóvenes, cansados de la represión del sistema, pedían revolución. John Lennon fue quien expresó su desacuerdo en "Revolution" y que en el tema "Revolution 9" del album blanco revela toda la realidad apocalíptica que preveía en esos días de la sangrienta guerra de Vietnam y que muy bien es aplicable a nuestro siglo XXI.
No fue casualidad que muriera asesinado en los EE.UU. donde residía.
En fin, aconsejo a todo aquel que esté interesado en conocer un poco más acerca de la década de los 60 que vea este film como un documento extraordinario.
Trailer en inglés
Si a alguien le queda dudas de la actitud de los Beatles en la cultura occidental, que considere que la canción con la que representaron al Reino Unido en el primer programa transmitido vía satélite comienza con el himno... "francés" (All you need is love).
Nueve puntos sobre diez para este excelente documental.

lunes, 2 de julio de 2018

Una historia de locos (Robert Guediguian, 2015) 🌟🌟🌟

Filmado en blanco y negro, a la manera de un film documental, en el comienzo se narra el asesinato en Berlín de Talaat Pasha en 1921, principal responsable del genocidio armenio. Hallado culpable por la justicia turca se refugió en Alemania, país que luego negó su extradición por motivos políticos.
El asesino fue el activista armenio Saghomon Tehlirian (Robinson Stevenin) y durante su juicio vamos a escuchar testimonios de las terribles matanzas que el ejército turco cometió contra los cristianos armenios y otras minorías tales como los kurdos, que habitaban en el este de la península de Anatolia.
Finalmente y contra toda presión política, el jurado declara que si bien Tehlirian es responsable del asesinato del político turco, su veredicto final es inocente.
Con esta victoria legal, el movimiento armenio se consolida, pero van a transcurrir 60 años en que todo tipo de negociación con el estado turco va a ser inútil.
Es en los años 80 donde se desarrolla la historia de Aram (Syrus Chahidi) joven francés de origen armenio, a quien su abuela ha adoctrinado por la recuperación de las tierras ocupadas por los turcos. Aram, decide unirse al ASALA (Ejército de Liberación de Armenia) y participa en un atentado donde hacen volar el auto del embajador turco en París. Lamentablemente, un joven ciclista Gilles (Gregoire Leprince-Ringuet)  también resulta gravemente herido. Lleno de remordimientos, Aram decide dejar su ciudad natal, Marsella, donde sus padres, Hovannes Alexandrian (Simon Abkarian) y Anouch Alexandrian (Ariane Ascaride) tienen una tienda de especialidades orientales y viajar a Beirut, donde terroristas de diferentes facciones son entrenados.
La película desarrolla las historias paralelas de Aram y Gilles y al mismo tiempo nos muestra la evolución del movimiento terrorista.
Es una historia severa, pero muy bien desarrollada a pesar de la complejidad del tema abordado.
La capacidad de Robert Guediguian se vuelve a manifestar en esta historia de "locos" de la humanidad enceguecida por odios y venganzas.
Trailer subtitulado en castellano.
Siete puntos sobre diez es mi calificación para esta epopeya fílmica sobre el pueblo armenio.

domingo, 1 de julio de 2018

Desde ahora y para siempre (Dublineses) (The Dead) (John Huston, 1987) 🌟🌟🌟🌟🌟

Del libro de cuentos "Dublineses" de James Joyce, Tony Huston, hijo del director, elige la historia "Los muertos" y escribe uno de los más hermosos guiones para cine de la historia del cine.
Con este guión, el gran John Huston va a demostrar que posee el genio para plasmar en una obra intimista y llena de emociones, una película como pocas han sido vistas en la historia de Hollywood.
La historia es simple. Año 1904, víspera de año nuevo. Las hermanas Kate (Helena Carroll) y Julia (Cathleen Delany) celebran su tradicional cena de noche vieja a la que invitan a familiares y amigos. La mayoría de los invitados son alumnas de Mary Jane (Ingrid Caigie), profesora de piano, de quien no queda claro el grado de parentesco, pero que vive con las hermanas en la casa.
Los invitados de honor son su sobrino Gabriel (Donal McCaan) y su esposa Gretta (Anjelica Huston),
también Mrs. Malins (Marie Kean) y su excéntrico hijo Freddy (Donal Donnelly).
También está invitado el tenor Bartell D'Arcy (Frank Patterson) quien va a protagonizar, fuera de la pantalla, uno de los momentos más emotivos de toda la película cantando la tradicional balada irlandesa "The Lass of Augrhim" (ver "Joyas del cine").
La película transcurre enteramente durante el arrivo, el baile y la cena y consta de pequeñas historias y anécdotas que nos remontan a una época donde todavía era hermoso vivir. Muy al estilo Ingmar Bergman, John Huston nos enseña las costumbres y comportamientos que la sociedad ha perdido con el paso del tiempo.
Todo esto transmite un sentimiento de la más profunda melancolía, en los que Anjelica Huston, en la que sea probablemente su mejor actuación, nos oprime el corazón.
No es una película para los amantes de la acción, para nada. La recomiendo para aquellos que guardan como tesoros sus emociones.
Joyas del cine
Diez puntos para esta hermosa pequeña obra de arte, Canto de cisne del director John Huston.

lunes, 25 de junio de 2018

Coherencia (James Ward Byrkit, 2013) 🌟🌟🌟🌟

Esta película es una verdadera sorpresa. Con actores y director prácticamente desconocidos, sobre una historia del director y Alex Manugian, James Ward Byrkit construye uno de los más afortunados guiones de los últimos tiempos.
La historia comienza con Em (Emily Baldoni) manejando su auto y hablando por celular con su pareja, Kevin (Maury Sterling). En determinado momento de la conversación, el celular se quiebra, literalmente el vidrio estalla como si hubiera sido alcanzado por una piedra.
Emily está yendo a encontrarse con un grupo de amigos que se reúnen a cenar en la casa de Mike (Nicholas Brendon) y Lee (Lorene Scafaria).
Emily comenta al llegar que muchas cosas extrañas pueden suceder debido a la influencia del cometa Miller que está pasando cerca de la tierra. En la visita anterior hubo muchos acontecimientos extraños.
Pero lo más extraño está aún a punto de suceder. Emily está enojada porque Amir (Alex Manugian) ha invitado a Laurie (Lauren Maher) a la cena. Laurie tuvo un asunto hace un tiempo con la pareja de Emily y le parece de muy mal gusto que haya sido incluída en la reunión.
Llegan más amigos, Hugh (Hugo Armstrong), el marido de Beth (Elizabeth Gracen) quien comenta ciertos elementos del feng-shui que ha utilizado en la casa. Por ejemplo, una puerta lateral que nunca se debe usar, porque se abre sobre el vacío.
Con una historia de lo más sorprendente, la película en ningún momento pierde el ritmo y mantiene la intriga todo el tiempo. No creo que haya espectador que quede indiferente frente a la narración.
Espectacular el manejo de cámaras, que en un ambiente único es bastante difícil de lograr sin despistar al espectador.
Trailer subtitulado en castellano
Nueve puntos sobre diez para esta extraordinaria producción.


viernes, 22 de junio de 2018

Adios Christopher Robin (Simon Curtis, 2017) 🌟🌟🌟🌟

Con un más que interesante guión escrito por Frank Cottrell Boyce y Simon Vaughan, este film dirigido con maestría por Simon Curtis nos cuenta la ingrata vida del escritor Alan Milne y la génesis de sus libros de cuentos que tuvieron repercusión mundial con las historias de los personajes Winnie the Pooh, Tigger, Pigglet y el chico Christopher Robin.
Alan Milne (Domhnall Gleeson) es un reconocido autor de obras teatrales cuando es llamado a alistarse en el ejército para la primera guerra mundial. A su regreso, ya nunca será el mismo. Cualquier explosión lo aterroriza y enloquece.
Incapaz de escribir, convence a su mujer Daphne (Margot Robbie) de mudarse al campo, donde el espera verse liberado de la atmósfera contaminante de Londres.
Pero su incapacidad para escribir hace que su enojada mujer lo abandone en la casa de campo en compañía de su hijo pequeño, Billie Moon (Will Tilston) quien está a cargo de su nana Nun, (Kelly McDonald, con su simpático acento escocés).
Pero hasta Nun los deja debido a la enfermedad terminal de su madre y padre e hijo deben acercarse e intimar. Es así como Alan toma contacto con los peluches de su hijo, en los que su Teddy Bear ocupa un lugar primordial.
Un día, mientras visitan el zoológico, Billie conoce a un oso pardo de Winnipeg, quien por ese motivo es llamado Winnie. Y este será el nombre con el que bautizará a su peluche.
Esta es la génesis de los cuentos de Alan Milne sobre los cálidos animalitos.
Lo que no imagina es que serán un éxito que traspasará todas las barreras de su intimidad, obligando a su hijo a jugar el papel de Christopher Robin.
Es una dramática historia donde se plantean los límites de la exposición a la notoriedad pública de los niños.
Muy bien filmada y actuada con absoluta convicción. Los personajes se mueven dentro de los hábitos flemáticos británicos que en los años 30-40 impedían la manifestación de emociones y sentimientos.
Trailer subtitulado en castellano
Ocho puntos sobre diez es mi puntuación para esta dramática historia.