Bienvenido a mi mundo

Bienvenido a mi mundo
gracias por la imagen a Germán Banchio

lunes, 10 de junio de 2013

Las flores de la guerra (Zhang Yimou, 2011)

La guerra es el compendio del daño que el ser humano puede llegar a hacer a sus semejantes. Utilizando como excusa casi cualquier cosa, se mata, se viola, se lastima, se somete, se humilla, se destruye, se persigue.
"Las flores de la guerra" se basa en una novela de un autor chino, Geling Yan, que describe los hechos de espanto que sucedieron en la segunda guerra mundial durante la toma de Nankín en 1937 por parte del ejército japonés.
Yimou no escatima silencios sobre estos hechos, los muestra crudos y violentos, pero al mismo tiempo envuelve toda la historia en una atmósfera melancólica, al narrarlos desde el presente.
Es muy dificultoso no sufrir con esta historia acerca de una misión católica en Nankín a donde llega un sepulturero para hacer las honras fúnebres del sacerdote a cargo de la misión y se encuentra con una ciudad devastada y con que el cadaver del sacerdote se ha pulverizado a causa del bombardeo. En la misión solo quedan las pupilas, adolescentes aterrorizadas a cargo del hijo adoptivo del sacerdote, otro niño jugando su realidad.
Para complicar la situación, un grupo de prostitutas huyendo de los bombardeos, deja el burdel y se refugia también en la misión.
El sepulturero es encarnado por Christian Bale, una atinada elección de Yimou, ya que saca su papel adelante a la perfección. No conozco al grupo de actrices chinas que interpretan a las pupilas y a las prostitutas, pero son todas excelentes. Probablemente Ni Ni, quien encarna a la prostituta Mo, sea quien más se destaca.
Zhang Yimou crece un poco más en mi estima con esta película tan desesperada acerca de las "flores" de la guerra y consigue, sin perder su línea exenta por completo de golpes bajos, construir una película estremecedora. Es bastante difícil verla sin ceder a la tentación de evitarla.
Pero por sobre todas estas cosas, crea una saga de increíble belleza y emoción.
Creo que se merece 9 puntos sobre los 10 en cuestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario