Bienvenido a mi mundo

Bienvenido a mi mundo
gracias por la imagen a Germán Banchio

viernes, 14 de febrero de 2014

Viaje a Cythera (Taxidi sta Kythira) (Theo Angelopoulos, 1983)

"Viaje a Cythera" es un maravilloso ejemplo de como hacer buen cine con una historia relativamente sencilla. Un director de cine, Alexandros, está haciendo el casting para buscar al intérprete de su película y súbitamente lo encuentra en un vendedor callejero.
Luego vemos el regreso del padre de Alexandros en la imagen de la escalerilla de un barco por la que desciende el vendedor callejero, con una valija y el estuche de un violín.
Luego de 32 años en el exilio, un viejo comunista, Spyros, regresa a Grecia y se produce el reencuentro con su familia, Alexandros, su hermana Voula y su madre, Katerina. A esta altura el espectador ya olvidó la película de Alexandros.
La fiesta de bienvenida termina abruptamente cuando Katerina se encierra en la cocina y Spyros se va a un hotel. Alexandros lo acompaña. Spyros le cuenta, "el primer año en el exilio pasa rápido, pero el segundo y el tercero sólo te acompañan los recuerdos de Grecia. Luego aparece una mujer, te cose un botón y hoy tengo otros tres hijos allá en Rusia."
Al día siguiente vuelven al pueblo en el auto de Alexandros. Casi al llegar, en el camino, el auto se para para que Spyros descienda. Mediante silbidos de pájaros se comunica con su amigo de toda la vida, Antonio, que está en el pueblo. Katerina traduce lo que se dicen con silbidos a sus hijos.
Pero en el pueblo están vendiendo las tierras para la construcción de un mega hotel de turismo con el que piensan devolver la vida al pueblo. Spyros se niega a firmar y pone a todo el pueblo en su contra. Y ahí comienzan las recriminaciones, "te fuiste con tu fusil y nunca más regresaste y ahora vuelves para esto".
La casilla donde guarda los instrumentos de labranza es incendiada y la policía quiere detener a Spyros para que declare. Katerina decide quedarse con él en el pueblo.
Pero terminan teniendo que huir del pueblo. Están esperando el tren cuando aparece la policía y lo detienen para expulsar a Spyros del país, ya que ha perdido la nacionalidad griega. Finalmente lo llevan al puerto para embarcarlo en un barco ruso, pero los del barco ruso se niegan a embarcarlo si él no lo solicita.
Spyros termina en una plataforma en medio del mar, en el límite de las aguas territoriales.
Es una película en la que se filma una película que es la película y como tal tiene acontecimientos abruptos y sorpresivos pero como todo está amortiguado por el estilo ascético de Angelopoulos y por una hermosísima fotografía de pueblos envueltos en la neblina o del puerto y barcos bajo la lluvia y de personajes que como que también están envueltos en una fotografía indefinida, la atmósfera se vuelve de ensueño y a pesar de la tragedia que nos cuenta la historia uno no puede más que disfrutar de ese estilo inconfundible de poesía con el que Angelopoulos supo crear sus bellas películas.
Canta Giorgio Dalaras.
Trailer
No hay ninguna posibilidad de que me anime a calificar esta película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario