Bienvenido a mi mundo

Bienvenido a mi mundo
gracias por la imagen a Germán Banchio

domingo, 31 de mayo de 2015

Corazón iluminado (Héctor Babenco, 1996) 🌟🌟🌟

Héctor Babenco es un director que no ha sido valorado en su justa dimensión. Tuvo su momento de gloria al filmar "El beso de la mujer araña", que si bien excelente, no es ni de lejos su mejor película. "El amor es un eterno vagabundo" es la más dura, con las excepcionales actuaciones de Meryl Streep y Jack Nicholson. "El pasado", su última película con Gael García Bernal y Analía Couceyro, es un excelente ejercicio sobre el transcurso del tiempo y las personas. Algo de "El pasado" es lo que está de algún modo pintado en "Corazón iluminado".
Sobre un magnífico libro de Ricardo Piglia y el mismo Babenco, la película cuenta una historia inusual, con algo de "Los siete locos" en la esencia de los personajes. Juan, un adolescente judío (Walter Quiroz), que vive aterrorizado por las amenazas de sus compañeros del colegio, está metido en un grupo que comanda Jacob (Arturo Maly) quien ha inventado una máquina fotográfica que permite fotografiar las almas de las anteriores reencarnaciones de las personas.
En el grupo conoce a Ana (María Luisa Mendonça), quien lo seduce inmediatamente. El padre de Juan (Villanueva Cosse) lo induce a que trabaje con él, vendiendo ropa a domicilio y Juan se desempeña bastante bien, pero él quiere ser director de cine.
De las desventuras de la relación entre Ana, una muchacha enferma mentalmente quien supone ser la reencarnación de Anna Frank y Juan, se construye el andamiaje emotivo de esta película.
Héctor Babenco es un maestro en el arte de modelar personajes desesperados y al borde de la sociedad. María Luisa Mendonça compone a la perfección su personaje, con tal encanto que seduce no solo a Juan sino a los espectadores.
La historia de Juan y Ana termina trágicamente, con los dos envenenados con píldoras que Ana toma para mantenerse "no mala" como élla se califica.
La segunda parte de la película transcurre 18 años después. Juan, ahora encarnado por Miguel Angel Solá, vuelve a la Argentina para ver a su padre que está internado. La madre de Juan (Norma Aleandro), le asegura que su padre va a salir a flote. Juan se encuentra con un compañero del grupo Oscar Ferrigno Jr. (hijo de Norma Aleandro y Oscar Ferrigno) y éste le cuenta que Ana se hizo cargo de los últimos tiempos de vida de Jacob y que está casada felizmente. Juan, que siempre supuso que Ana había muerto intoxicada, decide buscarla, pero solo encuentra a su marido.
Casualmente se cruza con Lilith (Xuxa Lopes) quien como Ana lo hacía, habla con personajes imaginarios. Cuando le cuenta su historia Lilith no parece reaccionar, pero Juan está seguro que se trata de Ana.
La película va a tener un desenlace inesperado. Causado quizás por tantas emociones puestas en juego a lo largo del film, pero que toma al espectador desprevenido.
Escena del intento de suicidio
Más de dos horas de duración no son suficientes para aburrir al espectador sensitivo. Hay muchos matices y muchas emociones puestas en juego en esta historia. Ocho puntos sobre diez es mi calificación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario