Bienvenido a mi mundo

Bienvenido a mi mundo
gracias por la imagen a Germán Banchio

domingo, 5 de marzo de 2017

Manchester frente al mar (Kenneth Lonergan, 2016) ­čîč­čîč­čîč­čîč

En el cine norteamericano detona peri├│dicamente una supernova que ilumina el cielo de las estrellas hollywoodense durante un momento. Ese es exactamente el caso de "Manchester frente al mar", escrita y dirigida por Kenneth Lonergan.
Como antecedentes se puede citar "Margaret", pel├şcula que a├║n no he visto, pero que tiene excelentes cr├şticas.
No es que aporte nuevas ideas al mundo del cine, es m├ís, su estilo es ultra conservador, pero hereda de Clint Eastwood el ritmo que le permite explorar en todas sus posibilidades las escenas dram├íticas y a su vez transforma en drama a todo el contienente de la pel├şcula..
Es realmente asombroso como consigue que Casey Affleck, quien lleva sobre sus hombros todo el peso de la historia, sea convincente en su personaje de Lee Chandler, un arquetipo del norteamericano de clase baja, que est├í huyendo de sus emociones y por lo tanto de su vida. Es m├ís, utiliza recursos que yo creo que ni Casey Affleck sab├şa que los ten├şa, dosificados con tanto arte y contenci├│n que resultan asfixiantes para el espectador. Y no es que los aborde con inexpresividad como Ryan Gosling en "La la land" (a├║n no entiendo como esta buena pel├şcula pudo haber sido elegida para competir por el t├ştulo de mejor pel├şcula en el show de los Oscar), sino que se adivina realmente la contenci├│n en su mirada, en sus gestos. Cuando la represi├│n hace que estalle en llanto en una de las mejores escenas dram├íticas, hasta el llanto es contenido y para el espectador, absurdamente real.
Todos los personajes de la historia, especialmente Patrick (Lucas Hedges), la ex-mujer de Lee, Randi (la estupenda Michelle Williams), el hermano de Lee, Joe Chandler (Kyle Chandler), su amigo George (C.J. Wilson) y la madre de Patrick, Elise Chandler (Gretchen Mol), brindan actuaciones memorables, justamente por convertirse en seres muy alejados de la humanidad emotiva y viviente. Cargan con sus vidas como si de objetos se trataran y siguen su curso adelante sin detenerse a meditar ni un segundo en los hechos que están viviendo.
La escena entre Randi (Michelle Williams) y Lee (Casey Affleck) cuando se encuentran por casualidad en una calle de Manchester, es donde la incomunicación se lleva todas las palmas a la mejor represión. Quieren decirse que se quieren, pero no pueden, están absurdamente bloqueados por el estilo de vida que llevan.
Hay otra escena memorable en la pel├şcula, donde se revelan los recuerdos m├ís dolorosos de Lee. Toda esa escena no tiene ni una sola palabra. Est├í iluminada por el "Adagio" de Albinoni, en una de las mejores utilizaciones que haya visto en la historia del cine de este dram├ítico tema.
Excelente la banda de sonido de Lesley Barber. Interpreta notablemente las ideas del escritor y director Kenneth Lonergan.
El espectador sensible va a sentirse despojado de sus sentimientos y de sus emociones, porque toda la pel├şcula colabora eficazmente en ese sentido y va a permanecer en silencio. Pero es una experiencia que no va a olvidar f├ícilmente.
Trailer
Nueve puntos sobre diez para una excepcional página del cine contemporáneo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario