Bienvenido a mi mundo

Bienvenido a mi mundo
gracias por la imagen a Germán Banchio

lunes, 22 de diciembre de 2014

La ladrona de libros (Brian Percival, 2013)

Brian Percival es conocido por haber dirigido varios episodios de la serie británica "Downton Abbey".
Para esta película, Michael Petroni adapta la novela del escritor australiano Markus Zusak, quien confiesa haberse basado en las historias de la guerra y de sus padres, de origen alemán, para escribir su novela.
Entre este jovencísimo escritor (nacido en 1975), el autor del guión y el director, narran la historia de Liesel Meminger (Sophie Nelisse) que va desde el año 1935 al 1945 en la Alemania del regimen nazi. El guión es un poco obsesivo con la tradicional idea de la dictadura nazi y olvida que la mayoría de los alemanes eligieron a Hitler como su gobernante y compartían sus ideas con respecto al resto de los europeos. Es claro que estas definiciones surgieron luego que Alemania perdiera la guerra. Pero bueno, dejemos el aspecto político de lado para no perdernos en discusiones sin futuro.
La historia es densa y borrascosa. Liesel es separada de su madre luego de la muerte de su hermano, por ser comunista y es entregada en custodia al matrimonio Hubermann quienes son lo mejor que le podría haber sucedido a Liesel.
Lo más interesante de esta película es la descripción que hace de la vida de Hans (Geoffrey Rush) y Rosa (Emily Watson) Hubermann y son ambos actores, sin lugar a dudas, lo mejor de la película.
Hans y Rosa sobreviven de lo que gana Rosa lavando ropa. A pesar que Rosa demuestra una fachada de bruja, poco a poco el guión va descubriendo que posee un corazón de oro.
Un vecino de los Hubermann, Rudy (Nico Liersch), de entrada se hace amigo de Liesel y la defiende de quienes la atacan en el colegio.
Una noche llega a refugiarse en casa de los Hubermann, Max Vandenburg (Ben Schnetzer) judío que está huyendo de la persecución nazi. Su padre fue compañero durante la guerra del 14 de Hans y le salvó la vida, situación por la cual él quedó eternamente agradecido.
Gran parte de la película gira en torno a las vicisitudes de los Hubermann en torno al refugiado del sótano y Liesel, especialmente, crea fuertes vínculos con el muchacho.
Cuando Liesel llega al hogar de los Hubermann, Hans descubre que no sabe leer ni escribir, entonces, utilizando una guía para enterradores que Liesel rescató en el entierro de su hermano, le enseña a leer.
Liesel se vuelve una adicta a los libros. En una quema que se realiza en el pueblo, rescata un libro de la hoguera a riesgo de su vida. El libro resulta ser "El hombre invisible" de H.G. Wells. Es muy extraño que en una quema de libros en un pueblo alemán aparezca una obra de Wells, pero, bueno, aceptémoslo como que así está escrito en la novela y en el guión.
Entregando la ropa limpia en casa del burgomaestre, Liesel es sorprendida por la mujer de éste, Ilsa Hermann (Barbara Auer) quien sabiendo de su afición por la lectura, le ofrece los libros de la biblioteca de su hijo para que vaya cuando quiera a leerlos.
Cuando el burgomaestre la sorprende leyendo en la biblioteca, la echa de la casa y cancela la relación con Rosa Hubermann, con lo cual la situación en casa de los Hubermann se vuelve más y más crítica.
Cuando Max enferma a causa de haber tomado frío en el sótano donde vive, Liesel decide entrar a casa del burgomaestre y robar libros de su biblioteca para leérselos a Max. Y así llegamos al título de la novela y del film.
Nota interesamte: uno de los libros que Liesel lee a Max es justamente "La ladrona de libros" y la frase que muestra el film de la novela es "lo que entonces le llegó  fue el polvo en el piso, la sensación de que su ropa estaba más cerca de ella que en ella, y la súbita comprensión de que todo esto sería para nada."
El film está espléndidamente filmado, con muy buenas recreaciones de la vida en los años 30 en un pueblo alemán y el ascenso al poder del nazismo.
La actuación de Rush y Watson es soberbia. La actuación de la intérprete principal Sophie Nelisse es buena, pero está más basada en el encanto de su rostro que en su actuación.
La película impacta al espectador, siempre teniendo como premisa la condena hacia el pueblo alemán por haber elegido a Hitler, lema que se repite del principio al fin de la película.
Es fácil de ver, no tiene grandes vericuetos filosóficos ni emotivos, salvo la crudeza de la guerra y de las persecuciones nazis.
Se merece un premio especial la excelente banda sonora compuesta por John Williams.
Trailer
Y como todas las historias de vidas pasadas, impacta emotivamente. Mi calificación es de 6 (seis) puntos sobre diez, bueno, nada es perfecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario