Bienvenido a mi mundo

Bienvenido a mi mundo
gracias por la imagen a Germán Banchio

lunes, 1 de diciembre de 2014

Polvo de estrellas (Maps to the stars) (David Cronenberg, 2014)

David Cronenberg es un director cuyas películas están siempre al borde de lo escabroso, en mi opinión. Sin embargo, casi siempre consigue fascinarme, como la serpiente supongo.
"Polvo de estrellas", sin ser tan bizarra como sus otras películas, tiene un guión retorcido y escabroso, donde no faltan incestos, piromaníacos y fantasmas.
Contar algo de su historia sería hacer perder lo más importante que tiene esta película y que es un magnífico guión, bien al estilo Almodóvar, donde los secretos se van revelando de a poco y para asombro del espectador.
Ver a Julianne Moore interpretando una actriz (Havana Segrand) en sus 40 y pico, desesperada por conseguir un papel en una película, es algo paradojal para élla. Creo que no hay actriz más buscada (para buenas películas entendamos) en todo el mundo. Y es un placer disfrutar de sus gestos más secretos, ya que este papel no es de los de caracter introvertido que élla suele interpretar, sino que todo lo expone, grita y actúa al mismo tiempo.
Frente a élla, la verdadera heroína del film, si es que de heroína podemos hablar, Mia Wasikowska.
Siempre recordada por su rol de Sophie en la primer temporada de "In treatment", esta actriz australiana que se inició de la mano de Rodrigo García, con quien filmó también "Albert Nobbs" junto a la gran Glenn Close. Mágica en la versión de "Jane Eyre", una película realmente etérea que nada tiene que envidiar a la versión de Franco Zeffirelli. Claro que toda actriz tiene su traspiés, y en su caso fue acceder a protagonizar la horrible versión de "Alicia" de Tim Burton. Y ahora, junto a David Cronenberg, nos brinda una memorable interpretación de una adolescente en el borde de la esquizofrenia, Agatha Weiss.
En realidad toda la historia ronda a los integrantes de la familia Weiss, que no significa por casualidad "blanco" en alemán.
Excelente el guión de Bruce Wagner. John Cusack en el papel del terapeuta Dr Weiss y Olivia Williams como Cristina Weiss. Evan Bird, como Benjie Weiss, súper actor de series y segundas partes a sus 13 años, ya concluída su terapia de rehabilitación de las drogas. Robert Pattinson caracteriza a un conductor de limusinas que podría haber sido una historia de amor, pero David Cronenberg no da para eso.
Hay toda una burla constante al ambiente y cine de Hollywood que David Cronenberg puede permitirse desde su sede en Ontario, Canadá.
En las casi dos horas que dura la película no hay un momento en que el ritmo decaiga y si bien, no posee desbordes psicóticos, es una película que despierta la intriga y la curiosidad desde el principio, con la repetición de muertes y apariciones.
Trailer
Vayan 8 puntos para una apasionante película que no va a defraudar a ningún espectador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario