Bienvenido a mi mundo

Bienvenido a mi mundo
gracias por la imagen a Germ谩n Banchio

jueves, 12 de octubre de 2017

Zama (Lucrecia Martel, 2017) 馃専馃専馃専馃専馃専

"Zama" es una pel铆cula para los sentidos y para el subconsciente, no para razonar.
Lucrecia Martel tiene bien claro cu谩l es su objetivo desde su primer pel铆cula: la humanidad no tiene modo de avanzar porque est谩 literalmente engatusada por su propio laberinto.
No es casualidad que haya elegido esta novela de Antonio Di Benedetto para construir su primer film basado en un texto ajeno. De todos modos Martel escribi贸 el gui贸n y vaya uno a saber c贸mo adapt贸 al mundo de sus sue帽os este texto tan duro de digerir.
Don Diego de Zama (Daniel Gim茅nez Cacho) es un letrado destinado por la corte espa帽ola a una ciudad colonial sudamericana durante el siglo XVII. La ciudad podr铆a ser Asunci贸n pero no se la nombra en la pel铆cula.
Esta ciudad se levanta sobre la m谩rgen de un caudaloso r铆o, en paisajes dignos del mejor arte surrealista.
Zama quiere ser trasladado a la ciudad de Lerma (antiguo nombre de la ciudad de Salta, donde naci贸 y se gest贸 Lucrecia Martel y de donde obtiene toda su imaginer铆a). Debe obtener la aprobaci贸n del gobernador (Daniel Veronese) para que este acceda a escribir una carta al rey de Espa帽a solicitando su traslado.
Aparentemente ese pedido ya ha sido hecho tiempo atr谩s por Don Diego, pero sin obtener respuesta.
Recibe la visita de su amigo el Oriental, quien viene a la ciudad a ofrecer su producto a la venta, un magn铆fico brandy aparentemente sin comparaci贸n. Pero su amigo trae consigo la muerte, el c贸lera, del cual van a morir tanto 茅l como su hijo. Hay escenas dignas de Federico Fellini en el hijo transportado sobre una silla a la espalda de un negro que hacen recordar a "Satyricon".
Lo lleva a visitar al ministro de Finanzas pero como no se encuentra es recibido por su esposa, (una magn铆fica Lola Due帽as, cuya sonrisa nos evoca el mundo de "Alicia"). Do帽a Luciana Pilares de Luenga, tal el nombre de la "ministra". Ella es una especialista en seducci贸n y encandila totalmente a Don Diego.
Algo trastornado por la visita y por el brandy, inicia una pelea en su casa contra un violador que ataca a las ni帽as del due帽o de la casa donde se hospeda. Est谩 claro que aunque 茅l manifiesta haber hecho huir al delincuente, el novio de una de las ni帽as huy贸 por su cuenta mucho antes del ataque de Don Diego. Esta escena est谩 magistralmente armada. Como por otra parte est谩 constru铆do el film.
El espectador quedar谩 hipnotizado en manos de Lucrecia Martel durante las casi dos horas de duraci贸n de la pel铆cula.
El delincuente, violador y ladr贸n es nada m谩s y nada menos que Vicu帽a Porto (Mattheus Nachtergaele) cuya identidad secreta es otra y tambi茅n desconocida. Tal es as铆 que el gobernador adquiere las orejas de Vicu帽a Porto cortadas despu茅s de su ajusticiamiento, en un juego de dados.
No vale la pena que detalle los infortunios que padecer谩 don Diego de Zama a lo largo de su vida, pero queda claro que siempre crey贸 en los embustes de la autoridad de turno y cuando le pidieron que embaucara le result贸 imposible no decir la verdad y pag贸 por eso.
Esta es toda mi cr贸nica. Es necesario reconocer el excelente trabajo de producci贸n que debi贸 hacer marchar parejos a los equipos de los diversos pa铆ses participantes de esta obra de arte. La producci贸n ejecutiva estuvo a cargo de Gael Garc铆a Bernal y entre la m谩s de una veintena de nombres a cargo de la producci贸n destacan los de la productora "El Deseo" (los hermanos Almod贸var y Esther Garc铆a) y Julia Solomonoff.
Una menci贸n especial merece el director de sonido. Guido Berenblum. La conversi贸n de sonidos de la 茅poca en manos de sintetizadores dan un car谩cter fantasmag贸rico a la pel铆cula, sobre todo los sonidos de gongs.
Hay que destacar tanto la direcci贸n de fotograf铆a a cargo de Rui Po莽as como la direcci贸n de arte de Renata Pinheiro, que lleva a alturas geniales a toda la filmaci贸n.
En cuanto a la banda de sonido, sorprende escuchar a los Indios Tabajaras, m煤sica pseudo guaran铆, pseudo hawaiana.
Trailer hablado en castellano
Es muy dif铆cil calificar una pel铆cula cuando sus contenidos son tan ricos que dejan nuestras mentes embelesadas durante mucho tiempo. Decir diez puntos es decir poco.

Reportaje a Lucrecia Martel:
"...lo que decidimos desde el principio fue el uso de sonidos naturales con una cualidad un poco electr贸nica...
... eliminamos cualquier aparici贸n de fuego o velas y en el trabajo con el sonido evitamos el sonido de carruajes...
... los pregones son inventados. No hay mazamorra caliente...
Luego estuvo la decisi贸n un poco escandalosa, juvenil incluso, de incluir ese sonido de ca铆da permanente que parece tomado de una pel铆cula de ciencia ficci贸n.
... la m煤sica que nunca hab铆a usado antes en mis pel铆culas. Los Indios Tabajaras tienen algo graciosito, aunque no s茅 si ellos quer铆an ser graciosos...
En cuanto al trabajo de montaje, Martel detalla que el material en bruto duraba apenas tres horas y el primer corte unas dos, algunos minutos m谩s que la versi贸n final. "Cada uno tiene su teor铆a, pero no soy larguera. No me interesa hacer pel铆culas largas. Zama podr铆a haber sido un pelotazo de tres o cuatro hotas, pero para m铆 es como un ba帽o de inmersi贸n, si te qued谩s mucho tiempo en el agua, se te empieza a arrugar la piel.


No hay comentarios:

Publicar un comentario