Bienvenido a mi mundo

Bienvenido a mi mundo
gracias por la imagen a Germán Banchio

lunes, 23 de febrero de 2015

Qué extraño llamarse Federico (Ettore Scola, 2013)

Ettore Scola, el gran cineasta italiano, anunció que se retiraba del cine después de la realización de "Gente de Roma" en el año 2003. Sin embargo, diez años después, a sus 82 años, regresa para hacer esta su declaración de amor para Federico Fellini.
La película, en tono semi-documental, nos cuenta las similitudes que tuvieron en sus vidas ambos realizadores.
Los dos vinieron de provincia a Roma en busca del espectáculo y los dos comenzaron a hacer sus primeras armas con el público en el semanario cómico Marc'Aurelio, de gran difusión en Italia.
Y a través de mostrarnos las reuniones de trabajo del team de la revista, Scola aprovecha para contar del control que imperaba sobre la prensa durante el fascismo y como siempre estaban pendientes de un hilo con la censura.
Nos habla de Federico Fellini a través de sus manías y del origen de sus primeras películas. Fellini acostumbraba recorrer Roma de noche con su auto en compañía de amigos y a veces con gente que encontraba en su camino.
Así nos muestra el encuentro con una prostituta que les cuenta que esa es su última noche en la profesión, porque se va a vivir a provincias en una casita que compró con sus ahorros. Como élla no podía dejar de trabajar, se los dio a su novio para que fuera él a hacer la operación. Debería haber regresado el martes y ya es viernes. Y ahí está la historia de "Las noches de Cabiria".
En la Piazza Navona encuentran a un pintor que acaba de terminar su obra con tizas de colores en la vereda. Porqué un santo negro, le pregunta Fellini, porque es San Nicolás y el obispo Nicolás era turco.
También están las historias con Marcello Mastroianni que filmó con ambos. En una escena, la mamá de Marcello le reprocha a Scola que siempre saca a su hijo feo, no como Fellini, que siempre lo retrata bellísimo.
Hay escenas de reportajes antiguos, de Giulietta Massina, de Vittorio Gassman y de Alberto Sordi.
Muy graciosas son las pruebas realizadas para el "Casanova" a Sordi y Gassman. Que Marcello se queja que Fellini nunca lo llamó para hacer una prueba. Sin embargo Scola le dio el personaje de Casanova en "La noche de Varennes", unos años más tarde.
Todas estas anécdotas, contadas con todo cariño, más escenas inolvidables de sus películas, hacen de este semi-documental, una joyita para preservar en la intimidad. Sobre todo si el espectador es un admirador declarado de Federico Fellini, este homenaje lo va a emocionar.
Trailer
Sin olvidarnos de la maravillosa música de Nino Rota, hay que señalar la música escrita para este film por Andrea Guerra.
Nueve puntos sobre diez para "Qué extraño llamarse Federico".

No hay comentarios:

Publicar un comentario